En el último taller actúaempresa de herramientas teatrales para mejorar la comunicación que impartimos a personas en búsqueda de empleo Robert Muro y yo, sucedió lo que no deja de sorprendernos a pesar de ser habitual. El taller se desarrollaba en un teatro y tras exponer varias técnicas sobre cómo presentarte en público, pedimos voluntarios para hacer una práctica en vivo sobre el escenario.

Nuestra petición causó inquietud generalizada, miradas al suelo y o repentinas atenciones a tabletas o teléfonos móviles. Incluso, y esto no es tan habitual, algunos espectadores de las últimas filas abandonaron discretamente el teatro.  ¿Por qué sigue sucediendo esto?

¿Como es posible que la comunicación interpersonal que es una de las habilidades más útiles tanto en el ámbito profesional como personal, continúe siendo una carencia en España? Una de las causas puede ser la escasa atención que el sistema educativo presta al desarrollo de estas habilidades. En este sentido las técnicas teatrales son tremendamente eficaces para gestionar los recursos de comunicación personales: cuerpo, voz, gestualidad, movimiento… Y las técnicas narrativas permiten construir historias emocionantes, relevantes y memorables. El teatro ha perfeccionado ha depurado estas técnicas  a lo largo de mas de veinte siglos salvando limpiamente revoluciones políticas, económicas y tecnológicas. Con semejantes herramientas  desde actúaempresa contribuimos al desarrollo de estas habilidades en los jóvenes a través de proyectos formativos en escuelas, institutos y universidades, siempre desde una perspectiva teatral. Perspectiva que además refuerza otras habilidades, como la capacidad de trabajar en equipo, la automotivación y la autoestima. Lo que se aprende en esas edades tempranas no se olvida nunca. Pero hay una buena noticia: después de múltiples proyectos formativos en todo tipo de sectores, hemos comprobado que el entrenamiento teatral contribuye a resolver estas carencias también para adultos en el ámbito profesional.  Como dice un viejo proverbio africano ”El mejor momento para plantar un árbol fue hace veinte años. El segundo mejor momento, es hoy” 

 

Pedro Antonio García

Socio Fundador actúaempresa

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *